ANTROPOLOGÍA

"Solo si consideramos haber sido llamados a formar parte de la familia de Dios como hijos suyos seremos capaces de producir un nuevo pensamiento y de extraer nuevas energías al servicio de un verdadero humanismo integral.

De lo contrario, tanto las cerrazones ideológicas a Dios como el ateísmo de la indiferencia, que olvidan al Creador y corren el riesgo de olvidar también los valores humanos, están hoy entre los mayores obstáculos al desarrollo".

Cardenal Ruine

La antropología (del griego anthropos, «ser humano» y λογος, logos, «conocimiento»), es la ciencia social que estudia al ser humano bajo un enfoque integral. Ha de considerarlo entonces en su proceso histórico y como un ser con cuerpo, mente y espíritu. Tradicionalmente se encuentran asociadas a la antropología otras disciplinas como la lingüística, la arqueología, la antropología física y la antropología social o antropología cultural.

Esta última pone especial énfasis en el análisis de la cultura —término sobre el cual no existe consenso entre las corrientes antropológicas—, que se realiza básicamente por un proceso trifásico que comprende, en primera instancia, una investigación de gabinete; en segundo lugar, una inmersión cultural que se conoce como etnografía o trabajo de campo; y por último, el análisis de los datos obtenidos mediante el trabajo de campo. Una inadecuada concepción sobre la cultura tiende a absolutizarla, generando confusiones sobre el tratamiento a las minorías, por ejemplo, fomentando el que éstas se queden en el pasado sin una adecuada evolución que consulte los grandes progresos de la humanidad.

La antropología nace como una rama de la filosofía, dedicada al estudio científico de la historia de la diversidad humana. Tras la aparición de los modelos evolucionistas y el desarrollo del método científico en las ciencias naturales, muchos autores pensaron que los fenómenos históricos también seguirían pautas deducibles por observación. En la actualidad, las teorías evolucionistas han sido cuestionadas en aspectos fundamentales que deben ser analizados, sobre todo cuando son tomadas equivocadamente como una herramienta para combatir el cristianismo.

El desarrollo inicial de la antropología coincide con el auge del pensamiento positivista que elevaba la razón como una capacidad distintiva de los seres humanos, y con el colonialismo europeo derivado de la Revolución industrial. Es por esta última razón que muchos trabajos de los primeros antropólogos sociales (sobre todo los británicos y franceses) versaban sobre las sociedades no occidentales de América, Asia, Oceanía y África. Ha de tenerse en cuenta por tanto, que el positivismo presente en éste origen hace una excesiva consideración de la razón, colocándola por encima de los valores humanos como referente universal y cayendo en cierto relativismo perjudicial para la dignidad humana.

Esta concepción de la antropología social fue abandonada en la segunda mitad del siglo XX y sustituida, según Marvin Harris, por "el estudio de la humanidad, de los pueblos antiguos y modernos y de sus estilos de vida"

 

 

 

EDITORIAL

Servicio de Consultas rápidas ENCICLOPEDIA MULTIMEDIA HUMANET

Desarrollo Humano - Psicología - Psicopatologías - Dinámicas de Grupo

 

AQUÍ ESCUCHAS RADIO_HUMANET - Si desea silenciar haga clic sobre el fondo negro

 

Enciclopedia / Home / Títulos de la colección Humanet